PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE RECORDARIUM

RECORDARIUM es un lugar único a 35 minutos de Atocha, que puede ser elegido para depositar las cenizas en la naturaleza de forma legal y ecológica.

Un bosque para el recuerdo de los seres queridos que, a través de la reforestación tras su incineración, ofrece la solución que buscaban miles de personas desde el punto de vista legal y ecológico. Entrar a formar parte del ciclo natural de la vida es una aspiración que comparten muchos ciudadanos al margen de ideologías, religiones y creencias. Una aspiración que hoy es una realidad.

Según la ley de Sanidad Mortuoria, está prohibido verter las cenizas a vía pública. Somos conscientes que la falta de alternativas más cercanas a la naturaleza y al recuerdo positivo, están llenando nuestros mares y montes de cenizas y urnas. No existen muchas alternativas legales fuera de los nichos de los cementerios o los columbarios en las Iglesias. RECORDARIUM es la alternativa más natural y ecológica para depositar las cenizas a la vez que se reforesta un espacio natural.

Con el fin de respetar y preservar el entorno medioambiental y ecológico, en RECORDARIUM te ofrecemos diferentes tipos de urnas biodegradables, hidrosolubles y ecológicas donde contener las cenizas.

La finalidad ecológica de RECORDARIUM es el desarrollo de un espacio en el que se procederá a la recuperación de la biodiversidad de la zona, mediante la plantación de arbolado de bosque mediterráneo y flora autóctona, que servirán de base para el esparcimiento o entierro de las cenizas procedentes de la incineración de nuestros seres queridos. Dichas cenizas serán esparcidas o introducidas en el terreno de forma ecológica, utilizando siempre materiales biodegradables, hidrosolubles o ecológicos. La forma más bonita de honrar la memoria de nuestros difuntos, es completar el ciclo de la vida.

Recordarium es un espacio de interés general y utilidad pública, perteneciente a una sociedad privada, que se adapta a las necesidades y demanda social actual, utilizando únicamente, productos ecológicos y biodegradables, con la intención, al mismo tiempo, de mantener y recuperar la biodiversidad del terreno. En Recordarium estamos comprometidos con contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, impactando directamente en seis de ellos.

El cliente de Recordarium adquiere un Derecho de Uso del jardín del Recuerdo. Dicho derecho se concretará según el producto al que lo vincule; ya sea árbol, viñedo, arbusto, lago, campiña u otros, y tendrá la validez temporal natural que se establezca para que resulte en una reintegración total de las cenizas con la naturaleza.

No hay costes de mantenimiento.

Puedes contratar todos los árboles que necesites. Ponte en contacto con nosotros para elegir los espacios y reservar lo que más te convenga o se adapte a tus necesidades. Pueden ser plantaciones juntas o en el mismo área, o separadas lo que necesites. Cada árbol plantado tiene la capacidad de incluir hasta un máximo de 10 familiares o seres queridos.

Una vez plantado y enterradas las cenizas de un ser querido, si se quiere utilizar el mismo árbol, se abrirá un nuevo hueco en su base para depositar las nuevas cenizas. Este nuevo acto conllevará un coste asociado. Cada árbol plantado tiene la capacidad de incluir hasta un máximo de 10 familiares o seres queridos.

Debido a la naturaleza de las cenizas y a la existencia de la urna biodegradable, las cenizas tardan entre 9 y 14 meses en fundirse e integrarse totalmente con la naturaleza. De forma que la permanencia del ser querido en el árbol o el entorno es para siempre.

Es completamente legal. El cliente de RECORDARIUM adquiere un Derecho de Uso del jardín del Recuerdo. Dicho derecho se concretará según el producto al que lo vincule; ya sea árbol, vid, arbusto, estanque, dehesa abierta, u otros y tendrá la validez temporal que se establezca para que resulte en una reintegración total de las cenizas con la naturaleza.

En RECORDARIUM se tiene en cuenta a la Iglesia Católica y también a otra tipología de servicio religioso o creencia religiosa. En Recordarium existe libertad de culto. Los usuarios son libres de celebrar las ceremonias personalizadas y adscritas al culto que deseen. Para los católicos, contamos con la presencia del sacerdote diocesano del pueblo más cercano, o también si tienes tu propio sacerdote familiar, éste puede venir a oficiar una misa y bendecir el árbol.

En Recordarium tenemos la filosofía de intervenir el mínimo necesario en la naturaleza con elementos que no sean biodegradables. Por tanto, el durante el proceso de enterramiento y plantación, queremos que cada familia se sienta lo más cómoda posible con la simbología que elija. Una vez finalizado el enterramiento o esparcimiento, evitaremos que permanezca cualquier elemento que no suele aparecer en la naturaleza y facilitaremos que los familiares puedan llevarse dichos símbolos como recuerdo del ser querido.

Existen cementerios públicos y privados que están buscando nuevas alternativas más naturales y en un ambiente cuidado, con zonas verdes, etc. La diferencia más importante es que siguen siendo cementerios, sujetos a requisitos de Sanidad Mortuoria, y RECORDARIUM no. Recordarium no es un cementerio, es un bosque. En un cementerio estás al lado de otras tumbas, gárgolas y restos mortales. Recordarium es un bosque natural sin cuerpos, ni ornamentos, ni lápidas, sólo con cenizas integradas en la naturaleza.

Se puede visitar antes, durante y después de depositar o esparcir las cenizas.

RECORDARIUM es un espacio natural, un paseo, un lugar de recuerdo y meditación. Siempre que respetes la naturaleza, el tiempo que necesites, depende de ti.

Abrir chat